viernes, 22 de abril de 2011

Adulterio Incestuoso...Amancebado en una hamaca colgada de un Guamo y un Aceituno.

Aceituno
Ocurrió en Guanare en el año 1794,  se le abrió un juicio a Antonio Rivera y Juana Francisca Blanco por incesto. En esa época el incesto tenia connotaciones algos diferentes a las actuales, ya veréis.

Como siempre en estos casos  existe un denunciante y en éste fue Juan Luis Adyure, quien que era el encargado del cuido de Juana Francisca Blanco y María Pilar Blanco, y quien al hacer la denuncia indicó que cuando regresaba de atender a sus animales los había encontrado,  por lo menos seis veces, en el acto de la copula y otras veces acostados en una hamaca y acobijados con una chamarra... en una hamaca colgada de un palo de Guamo y otro de Aceituno. 

El implicado Antonio Rivera vivía con la hermana de la denunciada Maria Pilar Blanco en Mederos en una casa de palma con tres vacas , un toro, tres caballos una silla vaquera y  una escopeta inútil. 

Juana Francisca Blanco vivía en El Troncón ubicado a una distancia de dos leguas mas o menos de Guanare,  y allí fue dada por presa y ella manifestó que no poseía bienes y los pocos que posee  están unidos a los de su hermano José Miguel Blanco en el sitio de Catuche, a dos días de camino. 

Y fueron a Juicio. Al intervenir Nicolas Antonio Rivera, en calidad de acusado, alegó tener 47 años y negó toda relación con el cargo de Adulterio Incestuoso que se le quiere imputar, que mira a su cuñada con compasión y que estaba cumpliendo la ultima voluntad de su suegra que antes de morir le encomendó velar por las huerfanas...y considera que todos no son mas que incriminación infundada de los testigos que habian jurado en vano. Reconoció haberle regalado a su cuñada un corte de justan y una hamaca y que esta era la causa del malentendido con los vecinos.

Cuando le tomaron la confesión a Juana Francisca Blanco dijo ser vecina del pueblo de Maraca, soltera veinte seis año, oficios de coser, hilar y cocinar y próxima a casarse con Juan de Dios Espinosa. Negó los cargos que se le imputan.

Lo cierto que esta historia puede tomarse como referencia para escribir una novela. Resulta que fueron declarados culpables: Rivera a la Cárcel Publica y a Blanco a la cárcel principal de recogimiento o corrección y el embargo de todos los bienes.

Señala la recopiladora de esta anécdota, Herminia Mendez Sereno que fueron juzgados en principio por INCESTO, segun la iglesia eran parientes en primera linea y en segundo termino fueron juzgados por Concubinato. en estos juicios intervenía las clases sociales que imperaban en esa época: si el amancebamiento era con una mujer casada y de alta clase social, las diligencias se hacían  privadas y secretas y si era soltera y de baja condición social la publicidad del caso formaba parte de la pena impuesta. 

Sin embargo, usando medios que desconocemos la protagonista de la historia,  Juana Francisca escapó del lugar de su retención y las autoridades, El Alguacil Mayor Manuel Cerrero solicitó su inmediata captura.

¿y que ocurrió? ¿La Capturó el Santo Oficio?, ¿Fué condenada a la horca?, ...esta historia termina con un final rosa como el de las novelas venezolanas: "Juana Francisca huye y después de deambular por el monte enfrentando y esquivando a serpientes, tigres, caimanes y cualquier bicho de uña que reinaban en las montañas adyacentes a Guanare se encontró con su apreciado Juan de Dios Espinosa y en un pueblo del llano llamado Nuestra Señora del Rosario de Maraca en una pequeña capilla contrae nupcias con su amado".

Al final las autoridades al tener en sus manos el acta de matrimonio, emitida por Don Juan Antonio Madrid, de los susodichos suspendió la causa y la cosa ya juzgada porque o al contraer nupcias la Acusada cesaba el delito que se presumía.

No sabemos si en esos tiempos alta mortalidad por enfermedades, conatos de independencia, malandraje, sismos, brujas... la pareja fue feliz para toda la vida. Lo que si creemos es que el acusador   Juan Luis Adyure posiblemente lo que queria era amancebarse con la Francisca y al final quedó como el malo de la pelicula y lo que si sabemos es que cortó el Guamo y el Aceituno para que no colgaran la hamaca y dejaran el amancebamiento. 

Esta historia aparece en el articulo de Mendez Sereno, H. 1991. Guanare Crónicas de una ciudad cuatricentenaria. 


Glosario

Catuche (Anonna muricata): Fruto comestible también llamado Guanábano. Localidad ubicada en el municipio Papelón a 28 Km de La Aduana. Aparece en la Carta 1:100000 6342 (Guanarito) de Cartografía Nacional.  
Aceituno (Vitex orinocensis var . multiflora): Árbol con flores moradas. 
Maraca: Pueblo fundado a orillas del rio Guanare, en el margen izquierdo, por Bartolomé Sanchez Villanueva con el nombre de Nuestra Señora del Rosario de Maraca. Esto ocurrió posiblemente en el siglo XVII. 
Mederos, Quebrada de: Ubicado al NE de la ciudad debe su nombre a uno de los fundadores de Guanare Domingo de Mederos, que tal ves tenía su encomienda en la cuenca de este cuerpo de agua y de alli que tomara su nombre.  Este ciudadano fue junto a Blas Rodríguez Casco Alcalde Ordinario de la ciudad de Guanare en 1591.


Fustán (RAE).
1. m. Tela gruesa de algodón, con pelo por una de sus caras.
2. m. Am. Mer., El Salv., Hond. y Nic. Enagua, combinación.



Justan, Fustán (DHAV) m 1 coloq Vestido de mujer./2 Prenda de vestir femenina similar a una falda. Obs. Es común el uso de la forma en plural fustanes para referirse a una sola pieza


Referencias


Pralon, Nectario María. 1981. Historia del Estado Portuguesa. Ministerio de Educación
Mendez Sereno, H. 1991.  Guanare Crónicas de una ciudad cuatricentenaria. In Catalá, A. 1993. Anales del Cuatricentenario de Guanare.
Núñez, R. y Pérez, F. J. (1994). Diccionario del habla actual de Venezuela. Caracas: Universidad Católica Andrés Bello.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...