sábado, 20 de enero de 2018

El chaparro (Curatella americana) una especie pirófila, poco aprovechada y con multiples usos potenciales


Fuente: Vareshi Ecologia de la vegetacion tropical
En las sabanas, esa ecoregión con dos periodos  bien diferenciados: las lluvias y el estiaje; con predominio de hierbas y pequeños arboles o arbustos aislados, generalmente sobre terreno plano o levemente ondulado, destaca unas especie de planta. Esta se distribuye uniformente allí donde otras no tienen la capacidad de prosperar: para ello cuenta con una serie de habilidades y mecanismos: una corteza suberosa como corcho, hojas coriáceas, un sistema radicular amplio y profundo, mantiene humedad en su follaje y a pesar de estar en un ambiente aparentemente seco y hostil es una especie siempreverde. 

Es una especie pirófila y pirófilas o pirófitas son aquellos vegetales que tienen afinidad por el fuego, llegando incluso a depender de el para su supervivencia. 

El Chaparro conocido en el ámbito cientifico como Curatella americana.

Un chaparro usado como elemento ornamental en el estacionamiento de la Biblioteca Andrés Eloy Blanco de la Universidad Ezequiel Zamora UNELLEZ de Guanare

El maestro Pittier nos lo describe en la pagina 204 del Manual de las Plantas usuales de Venezuela. 

Curatella americana L., Syst. 10: 1079. 1758-59.

Sinónimo: Curata (Orinoco, Cumaná); paricá (Guayana); chaparro (Apure); chaparro de sabana (Miranda).

Árbol bajo, de tronco torcido, hojas ásperas y duras y flores blancas de olor desagradable. La madera es buena, de color rojizo y con un peso espe­cífico de 0,85, pero se usa poco por carecer de las dimensiones requeridas; las hojas se emplean en lugar de papel de lija; la corteza es tanante. Es esencialmente árbol de sabana y de tierra caliente y en ciertas partes es suficientemente abundante para una explotación regular.

El profesor Aymard (2007) nos describe aspectos de distribución y ecológicos de la especie en el Catalogo anotado e ilustrado de la Flora vascular de los llanos de Venezuela.

Familia: DILLENIACEA

Curatella americana
L. — Nombres comunes: Chaparro, Chaparro sabanero, Curata [Lám.]

Arbusto o árbol de hasta 16 m. Sabanas, sabanas arboladas, 

Curatella americana
Fuente: Duno de Stefano et al. 2007
chaparrales y márgenes de bosques.

Ampliamente distribuida en las sabanas de todo el país (Amazonas, Aragua, Bolívar, Carabobo,

Delta Amacuro, Distrito Federal, Falcón, Lara, Miranda, Sucre, Trujillo y Zulia).

Esta es la especie más característica de las sabanas arbustivas y arboladas en el Neotrópico; en los

Llanos está asociada frecuentemente con Byrsonima crassifolia, Bowdichia virgilioides y Roupala montana.


Utilidad
Especies para restauración UICN es una  base de datos proporciona información de alrededor de 342 especies, pertenecientes a 85 familias de plantas y 239 géneros. En su mayoría nativos de Mesoamérica, se encuentran desde la Península de Yucatán hasta Panamá y desde las tierras bajas hasta los 3.000 metros sobre el nivel del mar. Incluye información que facilita la identificación (nomenclatura, nombres vernáculos, distribución, descripciones, características diagnósticas, e información acerca del hábitat, historia natural), propagación y silvicultura, así como fotografías ilustrativas. Basados en la información que nos suministra esta base de datos e información de otras fuentes se consideran los siguientes usos:

Agroforestales: Árboles en dispersos en pastizales, cortinas rompevientos, setos (usos potenciales). También tiene potencial para ser usado como barrera viva para mitigar la acción de los incendios de vegetación. Se usa como leña y elaboración de cercas. 


Ecológicos: Apoyo en la dieta de poblaciones de avifauna silvestre, recuperación de suelos. Tomando en cuenta los principios de la sucesión ecológica, como pueden ser usado para promover el crecimiento de arboles y promover el establecimiento de bosques.

Industriales: La corteza contiene taninos usados en la industria de

la tenería. La madera es dura, pesada y pardo-rojiza utilizada en algunas localidades para fabricar postes para cercas, muebles y artículos torneados; también se usa como combustible (leña y carbón). Sus hojas se han empleado como papel de lija para lavar y pulir utensilios domésticos. Las semillas molidas se usan mezcladas con el chocolate en México. Los árboles de esta especie son muy recomendados en proyectos de melicultura y arboricultura.

Usos medicinales-Etnobotánica: Se ha empleado en casos de asma, erupciones, sífilis, llagas y como depurativo. La infusión de las hojas y cortezas se ha usado contra la artritis, diabetes, hepatitis, hipertensión arterial e ictericia. También es reputada como analgésica, antiflogística y vulneraria.


Referencias


Duno de Stefano, R., Aymard, G y Huber, O. 2007. Catalogo anotado e  ilustrado de la Flora vascular de los llanos de Venezuela.


Pittier, H. 1971. Manual de las Plantas usuales de Venezuela. Fundación Mendoza 


UICN. Especies para restauración.  http://www.especiesrestauracion-uicn.org/data_especie.php?sp_name=Curatella%20americana [Consultado 20 de enero de 2018]. 



Vareschi, Volkmar. 1992. Ecología de la vegetación tropical, editorial Eugen Ulmer. Edición especial de la Sociedad Venezolana de Ciencias Naturales. (Venezuela)


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...